ActualidadManacorSucesos

Hallan el cadáver de un hombre en un pozo de Manacor

Un hombre de 79 años fue hallado muerto en Manacor, concretamente en un pozo, el pasado lunes 23 de julio. El fallecido, que vivía solo desde hace años, salió de su finca y en ese paseo, cayó en un pozo repleto de agua. Este foso se encontraba en un camino estrecho de tierra, cercano a su casa. Fue uno de los vecinos el que encontró el cuerpo y avisó a los familiares, que de inmediato se pusieron en contacto con el 112.
Alrededor de las seis de la tarde de ese mismo día, los servicios de emergencia, acompañados de los Bomberos, la Policía Nacional y una ambulancia llegaron al instante al lugar de los hechos. Los bomberos bajaron al pozo, donde rescataron el cuerpo sin vida del anciano. El fallecido estaba desnudo, aunque no se han observado signos de violencia ni en el cuerpo, ni en el mismo pozo.
Por otro lado, los agentes se entrevistaron con varios de los vecinos de la zona, para averiguar si habían visto o escuchado algo inusual. Una de las hipotésis que baraja la policía es que el hombre hubiese entrado al pozo para refrescarse, algo que hacía habitualmente en estos días a causa de la ola de calor, según manifestaron familiares y amigos. De hecho, todo apunta a que sea un accidente, pues, como confirman los testigos, el fallecido solía bajar al pozo con una escalera, para sobrellevar estos días de intenso calor.
A pesar de que dicha hipotesis tiene bastantes visos de confirmarse, el grupo de Homicidios de la Policía Nacional y un médico forense ya ha empezado a investigar lo sucedido, para así esclarecer varias de las incógnitas que ha dejado este caso, entre ellas, por ejemplo, el tiempo que podría haber estado el hombre en el pozo, ya que se sospecha que el fallecido podría llevar varios días en el agua, a juzgar por el estado en el que se ha encontrado.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba