Entrevistas

Hablamos con Pere Mateu, presidente del C.D. Manacor, uno más, confinado en su casa

“La Federación, a día de hoy aún no se ha pronunciado sobre cuál será la solución, pero por lo que parece, y siempre que sea posible, la idea es alargar las ligas hasta junio o julio”

M. Pont

Pere Mateu Grimalt, cumplirá la mitad de su mandato al finalizar esta temporada. Ha sido una entrevista rara, debido a la situación de alarma nacional por el Coronavirus. Aún así, hemos logrado, o lo hemos intentado, conocer un poco más de cerca las directrices y designios del C.D. Manacor.

– Cuéntanos Pere. ¿Cuánto tiempo llevas en el Manacor, las directrices que queréis tomar, y el futuro próximo que deseáis para el club?

– Pues, como presidente, ahora mismo estábamos en el ecuador de la segunda temporada. Pero pronto hará cuatro años que estoy vinculado al C.D. Manacor. Previamente estuve dos años en el organigrama, a fin de conocer al máximo los entresijos del club, en la parte interna, y seguir perfeccionándome en el cargo. Un cargo que ya ostenté en el Inter Manacor. En cuanto al futuro más cercano del Manacor, las directrices son claras: mejorar el trabajo diario y la formación del fútbol base, y de este modo seguir siendo una referencia en la zona del Llevant mallorquí. También quiero destacar la incorporación para la próxima temporada de Joan Mayordomo, en el área deportiva. Empezamos a trazar la ruta a seguir en la temporada. Dar un paso al frente con el primer equipo, con intención de situarlo en el lugar que le corresponde en 3ª División, profesionalizar y modernizar al máximo el club, y crecer socialmente para ser la referencia en Manacor y comarca.

– Supongo que no hay fecha concreta para reiniciar las actividades del club. ¿Os tiene al corriente la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB)?

– Estamos a la espera de información. La actividad se retomará siguiendo las pautas que marquen las autoridades. Esperamos que en unas semanas la situación haya mejorado, y el club pueda volver a la normalidad. La Federación, a día de hoy, aún no se ha pronunciado sobre cuál será la solución para completar la temporada. Por lo que parece, y siempre que sea posible, la idea es alargar hasta junio, o julio, a que finalicen las competiciones, sobre todo en categorías altas, para recuperar las jornadas aplazadas. Pero planificar, sin tener confirmación federativa, es complicado.

– Está siendo una liga rara; pocos puntos, juego de dar bandazos, inmovilidad en la tabla… ¿Crees posible revertir esta situación en lo que resta de temporada?

– Sí. La verdad es que la temporada del primer equipo está siendo irregular. Ha habido situaciones complicadas que afectaron a la dinámica del equipo, empezando por el cambio del cuadro técnico. A pesar de esto, y tras tomar una serie de decisiones a nivel de plantilla, estábamos en una fase ascendente, tanto de juego como de resultados. Es normal tener altibajos con un plantel tan joven, y estoy convencido que todo esto servirá para mejorar en un futuro próximo.

– El Manacor parece conformarse, cuando todos sabemos que se puede mejorar. ¿Por qué?

– No es conformismo, ni mucho menos. A día de hoy, y de cara a la actual temporada, el objetivo es solo uno, la salvación lo antes posible, y seguir creciendo, tanto a nivel individual como colectivo, y asentar una buena base para ser más ambiciosos en temporadas venideras.

– La salvación está casi garantizada viendo a los tres últimos clasificados. ¿La ambición acaba aquí?

– Hay que ser realistas. La salvación, indudablemente, nos dará tranquilidad en el juego, e intentaremos escalar posiciones, a fin de terminar en una buena clasificación. Quiero dejar claro que la pretensión del equipo es la de sumar tres puntos cada partido. Pero el alto nivel de la Tercera, y la carencia de profundidad de plantilla, impiden que seamos más competitivos.

– Césped nuevo; ahora faltan las luces, cuenta la admonición de la F.F.I.B….

– Estamos contentos con el nuevo césped, y aprovecho la ocasión para agradecer al consistorio el esfuerzo realizado. Ahora nos corresponde cuidarlo al máximo para garantizar su durabilidad. En referencia a las luces, sabemos que se está avanzando a buen ritmo, y que para la temporada 2020/21, “na Capellera” tendrá nueva iluminación. La Federación se dirigió al club para informarnos de una pequeña irregularidad que consistía en la línea que señala la distancia de la defensa al sacar un saque de esquina, por un metro de diferencia. Simplemente era eso. El árbitro lo hizo constar en el acta, y es un error que ya está en manos del Ayuntamiento para su solución.

– ¿Cómo estáis pasando esta grave situación del covid-19?

– Bueno. Es una situación nueva y muy difícil para todos. Desde el club intentaremos proporcionar diversas alternativas para entretener a los pequeños, y que los mayores no pierdan el estado de forma, física y mental. Es un tiempo crítico, pero a la vez, es bueno para poder planificar próximas campañas.

– Dejando al primer equipo. ¿Qué tal la cantera?

– Satisfechos con la labor llevada a cabo con el fútbol base. El hecho de que el Mallorca se llevara a 9 jugadores del C.D. Manacor, y que esté interesado en otros del club, creo que es la mejor forma de demostrar que lo estamos haciendo bien. También reseñar que en el primer equipo han debutado, con éxito cuatro juveniles. Es una tarea árdua y larga, de día a día, para obtener resultados a medio plazo. En líneas generales, el trabajo es bueno, con un núcleo de gente joven, preparada y muy implicada en mejorar cada día. La incorporación de Joan Mayordomo es un paso más, y estoy convencido de que vendrán años buenos para el club.

– ¿Quién es quién en la directiva?

– La directiva actual está formada por el vicepresidente Tomeu Nadal, ex jugador del Manacor y portero del Albacete, como todos sabemos; el secretario es Llorenç Mesquida; de tesorero está Joan Toni Pol; Guillem Morey es el vocal; y yo el presidente. Entre todos decidimos lo concerniente al club, aunque las decisiones del día a día, y la parte técnica, correspondan a la comisión deportiva.

– Eres el presidente, y ya sabes lo que se cuece. ¿Pensabas que sería más llevadero?

– La verdad es que estar al frente de un club con 24 equipos, unos 450 jugadores, y unos 50 operarios, sabía que no sería sencillo. Hay momentos y situaciones complicadas, es normal, Pero a “grosso modo”, me siento más capacitado y más maduro en lo referente al club. Tengo claro cual es el camino a seguir y como trabajar. Lo esencial es tener un organigrama fuerte, y con funciones bien definidas. Si eso no se cumpliera, la carga podría llegar a ser asfixiante. Por este motivo es de agradecer la labor de todos, coordinadores, entrenadores, personal de oficina, mantenimiento etc… Entre todos hacemos que el club funcione.

– Ya para acabar, cuenta a los pequeños futbolistas las excelencias y emociones del deporte rey…

– Hay un punto muy personal, y por ello subjetivo, y es el que te guste más o menos este deporte. A mí me encanta, como es de suponer, pero hay una parte objetiva, y creo que es la que hay que remarcar, y es todo lo que va ligado al fútbol: humildad, superación, esfuerzo, sacrificio, solidaridad… Todos estos valores no florecen en un día. Pero, poco a poco van arraigando en el practicante, y después será el emblema que dirigirá su vida, tanto en amigos, trabajo y relaciones. Pienso que esto es lo primordial del fútbol, y del deporte en general. Aparte están las satisfacciones particulares: jugar y ayudar a tu equipo, marcar un gol, parar un penalti, lograr la salvación, ganar una liga. Son sensaciones realmente difíciles de hallar fuera del mundo del fútbol.

– Deseando a todos que esta situación acabe pronto, me despido del presidente del C.D. Manacor, Pere Mateu.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba