Sucesos

Detenido por robar con extrema violencia a un hombre en Porto Cristo tras hacerse pasar por policía

La Policía Nacional detuvo el pasado miércoles 19 a un joven por robar con extrema violencia a otro en Porto Cristo tras hacerse pasar por policía. Los hechos se produjeron el 4 de junio, cuando la víctima salía de un bar a las 6.00 h. Dos individuos de nacionalidad española le abordaron y le mostraron una placa de policía, indicándole que necesitaban que les acompañara en su coche para ir a Manacor.
La víctima en un principio creyó a los supuestos agentes, después de que le mostraran un objeto muy similar a la placa que utiliza la policía. El hombre les explicó que no tenía gasolina suficiente para llegar a Manacor, que tenía que repostar y que ellos deberían abonar la gasolina, pero se negaron. El hombre vio de lejos una patrulla de la Policía Local e intentó detenerla para verificar si los dos sospechosos eran realmente policías o no. Al salir los tres del vehículo, la víctima fue interceptada antes de llegar a los agentes y uno de los jóvenes empezó a propinarle puñetazos en la cara y, una vez en el suelo, le dio patadas.
El perjudicado pudo coger del interior del vehículo una llave inglesa para defenderse de la agresión, pero los dos asaltantes le arrebataron la herramienta y le golpearon con ella con brutalidad. Al finalizar la agresión, en la que uno de ellos participó de forma activa mientras el otro vigilaba, le sustrajeron dinero en efectivo y un anillo de plata que portaba en el interior del coche.
La Policía Nacional de Manacor abrió una investigación exhaustiva para tratar de identificar y detener a los dos delincuentes. La Brigada de Policía Judicial se hizo cargo de las pesquisas recabando imágenes de la zona en las que se podían observar con claridad la grave agresión sufrida por la víctima. Tras mes y medio de investigaciones se consiguió poner nombre y apellidos a uno de los presuntos autores, que reside en Porto Cristo. Los agentes se dirigieron a su domicilio, pero ya no vivía allí. Los moradores de la casa explicaron a los policías que era un joven muy violento y que se había mudado a Cala Millor.
Agentes de la Policía Judicial, apoyados por dos indicativos de Seguridad Ciudadana de la Comisaría, se desplazaron a Cala Millor donde se llevó a cabo la detención del presunto autor de la brutal agresión. El joven está acusado por un delito de usurpación de funciones públicas y robo con violencia. La investigación sigue abierta y no se descartan más detenciones.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba