Entrevistas

2ª parte entrevista a Joan Gomila: “Sólo iría con ‘Coalició per Mallorca’ de la mano, en caso de que AIPC se integrara en esa coalición”

Antoni Sureda P.

En ocasiones, cuando una noticia de última hora que por su importancia no puede publicarse con una simple nota o un recuadro a pie de página, obligan a dividir en dos partes ya sea una entrevista en la que no son válidos los recortes, u otro cualquier tema. Por este motivo, dejábamos nuestra entrevista con Joan Gomila Capó, cuando tratábamos el tema de la injusta medida que nos impone el “papá Estado” para la administración de algunos necesarios recursos, única y exclusivamente en base a la población de derecho (empadronada en el término municipal), sin contar los grandes gastos de mantenimiento, reparación de las instalaciones, reposición de mobiliario urbano y el buen estado de los viales en las zonas turísticas.

– Quedamos en que las transferencias procedentes del Estado y de las Comunidades Autónomas hacia los municipios turísticos no tienen en cuenta que un municipio como es el caso de Manacor tiene que atender gastos de mantenimiento, para los diez o quince mil habitantes añadidos durante la temporada veraniega…

– Como mínimo considero que es de justicia conseguir una aportación del montante económico que recaudan el Estado y las Comunidades Autónomas del que cierto tanto por ciento de lo recaudado corresponde a los Ayuntamientos. Se podría buscar una media, sumando a los habitantes que figuran en el padrón, añadiendo el cuarenta o el cincuenta por ciento de los habitantes turísticos que soporta el municipio a lo largo del año. Esta sería una fórmula válida para tener suficientes recursos económicos para un correcto mantenimiento de parques, viales, mobiliario urbano y jardines.

– De los casi quince años al frente de AIPC, y si bien cabe recordar que tu no iniciaste el tema, seguro que ha quedado el sabor amargo de un puente que no pudo ser porque la justicia impuso sus razones sobre otros criterios… ¿Puedes, a la hora de hacer un paso al lado, decirnos algo más de lo que ya nos dijiste en estos últimos años?

– Efectivamente no era Concejal del Ajuntament de Manacor cuando se proyectó y se inició la construcción del puente sobre el Riuet, y sí en cambio ya era portavoz de AIPC cuando tuvimos que proceder a su derribo. Para mi el derribo del puente se debió a un empecinamiento (“caparrudesa”) del juez. El puente sobre el Riuet, era una obra que los ciudadanos de Porto Cristo deseábamos y su construcción se llevó a cabo con la participación del Govern Balear. Éste solucionaba los problemas del tránsito en la primera línea del casco urbano de Porto Cristo, y por añadidura nos ofrecía la oportunidad de prescindir del puente viejo y ampliar la zona portuaria para embarcaciones sin altos palos y también sin necesidad de tener que realizar grandes inversiones. Todo ello añadido al embellecimiento a ambos lados del Riuet, alargando el paseo, creando incluso un observatorio para poder admirar las aves acuáticas. El derribo del puente sobre el Ruiet de Porto Cristo, fue una de las acciones más graves que he visto nunca y una de las invitaciones a no creer en la Justicia. Personalmente creo que los jueces son como el resto de los ciudadanos; quiero creer que quieren hacer las cosas lo mejor posible, pero que a veces también se equivocan.

– ¿De verdad no pudo incluso haberse evitado una sentencia en firme como aquella?

– Por mi parte intenté evitarlo, negociando con los vecinos que interpusieron la demanda. Aceptaron el trato que les propuse y una vez acordado el precio de los pisos, los propietarios fueron a visitar al juez, el cual les contestó que de ninguna manera y que, si los propietarios retiraban la demanda, él seguiría con el derribo del puente y que además se encargaría de que ellos no recibieran indemnización alguna. Curiosamente en la sentencia hay una frase lapidaria que dice textualmente que: “Este puente será derribado y no podrá volver a levantarse en la vida… ¿Quién es un juez para asegurar que un puente no podrá levantarse en la vida? El juez se basó en una ley promulgada en 1973 cuando vivía Francisco Franco. Ignoró que el Parlament Balear y la Ley de Carreteras habían dado el visto bueno.

– ¿Qué queda por hacer de aquel ambicioso plan de equipamientos e instalación de servicios, en base al cual AIPC reclamó con éxito el voto a sus conciudadanos?

– Nos queda evidentemente el puente, que abría múltiples posibilidades; nos queda también la nueva escuela, cuya ubicación ya consta en el nuevo Plan General pendiente de aprobación definitiva; nos falta la construcción de un tanatorio, par el cual igualmente tenemos prevista su ubicación en un polígono de servicios; y lo que sí descartamos es la construcción de un cementerio, porque hoy en día mucha gente opta por la incineración.

– Independientemente del motivo principal por el que te presentaste a las elecciones municipales, que lógicamente fue el trabajar para Porto Cristo, personalmente también te has implicado con la gestión de otros temas…

– Si bien es verdad que AIPC nació con el propósito de poder gobernar en Porto Cristo, también lo es que igualmente se propuso ayudar en lo posible en la gobernabilidad de todo el municipio. Por este motivo, no solo asumimos la responsabilidad de gobierno en Porto Cristo, sino que también aceptamos en su día responsabilidades en Turismo, Medio Ambiente, Cultura, Urbanismo, s’Illot y toda la zona de la costa. Adquirimos estos compromisos pactando con el Partido Popular con Antoni Pastor, al cual tenemos que agradecerle el que, una vez conseguida la mayoría absoluta, nos admitió de nuevo en el Gobierno Municipal, pese a que sus propios votantes y candidatos de Porto Cristo rechazaban esta posibilidad.

– Pero anteriormente también habíais pactado con el centro y con la izquierda para impedir que gobernara el Partido Popular, con Catalina Sureda como candidata a la alcaldía…

– Aquello venía de cuatro años atrás, de cuando el Partido Popular no aceptó nuestra oferta para entrar en el gobierno que presidió.

– Con aquella invitación por parte de Antoni Pastor para entrar en el equipo de gobierno, Pastor tuvo muy presente que vosotros habíais conseguido los votos sobrados para haber podido conseguir la mayoría absoluta en caso de que Porto Cristo hubiese sido un municipio independiente… ¿Por qué crees que Miquel Oliver no os ha admitido ahora en el actual Equipo de Gobierno?

– A esta pregunta tendrían que contestar ellos. Pero por lo que he hablado con Miquel Oliver y con Sebastià Llodrà, respecto a no aceptarnos en su equipo de gobierno, entendí que había una cierta animadversión hacia mi persona. Lo digo así porque es como lo siento. Puedo entender que prefirieran gobernar con aquellos socios del PSOE y Unidas Podemos que les dieron su apoyo durante aquellos 140 días en el mandato anterior, pese a que nosotros también nos habíamos ofrecido para formar parte de aquel gobierno en el que les asegurábamos la mayoría absoluta. Nos llevaron engañados hasta el último momento y la verdad, si de mi hubiese dependido, les hubiera presentado la moción de censura al día siguiente, porque me consta que hablando de mi, lo hacían como si fuese un mafioso moviendo propiedades por todos lados.

– ¿Sabrás conformarte totalmente apartado de la política de primera línea y de la Junta de Distrito de la que hasta hoy has sido Presidente desde su fundación?

– Continuaré colaborando con AIPC como miembro del partido asistiendo a las reuniones. Por otra parte, en principio tenemos pensado que quede como vocal en la Junta de Distrito, después de que Antònia Llodrà haya sido elegida presidenta.

– ¿Sabías que hay personas que recientemente te sitúan junto a Antoni Pastor en un nuevo partido que tienen intención de formalizar, si no lo han hecho ya?

– No voy ha negar que he hablado con Antoni Pastor del tema y que incluso he asistido a una merienda y a una cena con algunos alcaldes de Mallorca, invitado precisamente por Antoni Pastor. Somos amigos, pero de eso a que me integre en ‘Coalició per Mallorca’, por el momento no hay nada de nada. Estoy afiliado y tengo la intención de seguir estando afiliado a la Agrupació Independent de Porto Cristo. Por lo que respecta a ‘Coalició per Mallorca’, sólo iría de la mano en caso de que AIPC se integrara en esa coalición, siempre naturalmente una vez hayamos comprobado que dicha coalición esté libre de extremismos y fuera por tanto un partido moderado y transversal.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba