SIN RODEOS: Lluís Francesc Ladaria, cardenal manacorí con opciones de ser el próximo Papa

0

Editorial Manacor Comarcal / Gabriel Veny

El jesuita y arzobispo manacorí, Luís Francisco Ladaria Ferrer, será oficialmente cardenal el próximo 29 de junio, fecha en la que el Papa Francisco hará entrega de los solideos escarlata a los nuevos cardenales, con lo que Luís Ladaria se convertirá en el primer cardenal nacido en Manacor y el quinto mallorquín, desde que lo fueron Nicolau Rosell, Antoni Cerdá, Jaume Pou y, el último, Antoni Despuig, fallecido en 1813. 205 años después, Mallorca volverá a tener un cardenal en la persona del jesuita manacorí, al que corresponde participar en el cónclave para elegir al sucesor del Papa actual, como elector y como elegible, es decir, con opciones de ser el próximo Papa, siempre y cuando la sucesión tenga lugar antes de que el cardenal manacorí cumpla los 80 años (ahora tiene 74), puesto que a esa edad los cardenales ya no son elegibles.


Luís Ladaria lleva muchos años con cargos de máxima responsabilidad en el Vaticano, contando con la máxima confianza de los tres últimos papas, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. El primero, en 1992, le dio un cargo en la Comisión Teológica Internacional; el segundo, en 2008, le nombró arzobispo; y el tercero, le nombra cardenal. Una trayectoria increible la de este manacorí que de niño comenzó sus estudios primarios en el Colegio de las Hermanas de la Caridad, a unos cien metros de su casa en la manacorina calle Oleza; después cursó el Bachillerato en en Colegio de Montesión, en Palma, para ingresar en la Compañía de Jesús (los jesuitas) en 1966, con 22 años. Es licenciado en Derecho y doctorado en Teología; ha ejercido como profesor de Teología Dogmática en la Universidad Pontificia de Comillas, en Madrid, y en la Sant Georgen de Alemania. En mayo de 2014 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Pontificia de Salamanca, y, en octubre del mismo año, repitió distinción por la Pontificia de Comillas. Una trayectoria increible de un manacorí, solo comparable a la de Rafel Nadal, respetando, por supuesto, las distancias que separan la carrera eclesiástica de la deportiva. Porque si el nuevo cardenal cuenta con todo un rosario de títulos y distinciones, el mejor deportista y tenista español de la historia y uno de los mejores del mundo de todos los tiempos, no le va a la zaga, con un centenar de trofeos desde que se inició como alevín en el mundo del tenis (78 como profesional, con 4 Copa Davis y dos oros olímpicos). Nadal cuenta, además, con un montón de distinciones fuera de las pistas, entre ellas el Premio Príncipe de Asturias 2008, y también un doctorado Honoris Causa.
Manacor, con una población de unos 45 mil habitantes, puede vanagloriarse de contar con hijos como Luís Ladaria y Rafel Nadal (también cabe recordar que el jesuita manacorí, Pere Gelabert, es Beato, por obra y gracia de Juan Pablo II, desde marzo de 2001). Manacor es cuna de campeones desde hace muchos años. El desaparecido Juan Gomis fue campeón del mundo de Pesca Submarina en varias ocasiones; Miquel Mas lo fue de Ciclismo, Elena Gómez ganó el Campeonato del Mundo de Gimnasia, entre otros destacados deportistas como Miquel Àngel Nadal, participante en tres fases finales de otros tantos campeonatos del mundo de fútbol, o Albert Riera, que también vistió los entorchados de la selección nacional de fútbol.
En el plano intelectual y cultural también ha destacado siempre Manacor, con músicos como mestre Rafel Nadal, Antoni Parera Fons, Andreu Riera… Además, siempre se ha dicho y publicado que Manacor es número 1 en escritores por metro cuadrado.
Todos los que he citado, y muchos más, han dignificado y dado a conocer el nombre de Manacor en todo el mundo. Hay que estarles agradecidos, además de sentirnos orgullosos de ser manacorins.

Deja una respuesta