SIN RODEOS: Conferencia sobre el hospital Comarcal; de la misa, la mitad

0

Gabriel Veny

 

La "primera piedra" del proceso para la consecución del Hospital Comarcal de Manacor, "colocada" por el semanario "A tota plana" con la primera reunión de alcaldes y agentes sociales, celebrada el 18 de junio de 1986

La “primera piedra” del proceso para la consecución del Hospital Comarcal de Manacor, “colocada” por el semanario “A tota plana” con la primera reunión de alcaldes y agentes sociales, celebrada el 18 de junio de 1986

No estuve en la conferencia que dio inicio a los actos de celebración del 20º aniversario del Hospital Comarcal de Manacor, ofrecida, la pasada semana, por Antoni Tugores. El motivo de mi ausencia fue porque sabía de antemano que saldría cabreado del acto. Un cabreo que, te dodas formas, he sufrido después, tras leer las informaciones aparecidas en la prensa y el testimonio de algunos presentes en la conferencia, llegando a la conclusión de que Tugores no dijo de la misa, la mitad, acerca del largo y escarpado proceso que culminó con la inauguración del Hospital en 1997, once años después de que el recordado semanario “A tota plana”, dirigido por quien suscribe, pusiera la “primera piedra” del proceso reivindicativo, reuniendo a los alcaldes de la comarca, centrales sindicales, organizaciones empresariales…, al objeto de comprometer formalmente a todos, los alcaldes los primeros, incluida una manifestación en Palma, en el proceso reivindicativo que iniciábamos con esta primera cita, el 18 de junio de 1986, en el Centro Social de la Conselleria de Cultura, emplazado en el número 1 de la manacorina calle Major. Una reunión en la que fue nombrada una comisión de Seguimiento que cuidaría, día a día y sin pausas, que el objetivo fuera cubriendo etapas. Los alcaldes no fallaron, aprobando apoyar la iniciativa en sesiones plenarias, con una sola objeción en el Ajuntament de Manacor, por parte del PSOE, que entendió que el movimiento reivindicativo participado por los distintos colores políticos y todos los agentes sociales, obedecía a una jugada electoralista. ¡Qué supina barbaridad!

Cuando, meses después de la manifestación en Palma, Madrid nos denegó el hospital prometido, una nueva serie de reuniones en el Club de Premsa, con los mismos protagonistas de la primera tanda, hicieron recapacitar al Gobierno que presidía Felipe González, derivando en la consecución definitiva del hospital

Cuando, meses después de la manifestación en Palma, Madrid nos denegó el hospital prometido, una nueva serie de reuniones en el Club de Premsa, con los mismos protagonistas de la primera tanda, hicieron recapacitar al Gobierno que presidía Felipe González, derivando en la consecución definitiva del hospital

Nada dijo Antoni Tugores en su conferencia sobre lo explicado hasta ahora, algo que, en su momento, también ignoró sospechosamente en el semanario “Manacor Comarcal” de aquel entonces, que él dirigía, en un desprecio a sus lectores y, por supuesto, a la publicación promotora de la “movida”, A tota plana, perteneciente a la misma empresa editora de Manacor Comarcal, y compartiendo sede ambos semanarios. Además, Tugores, en aquellos momentos, parecía hacer el juego al PSOE y al Director Provincial del Insalud, Adolfo Marqués, publicando, en esas fechas, una entrevista en la que Marqués se mostraba en contra de que el segundo hospital público de Mallorca fuera construido en Manacor, a cuyas manifestaciones quien suscribe respondió con un duro artículo, que derivó en el cese de Marqués, de su cargo, semanas después, siendo destinado a Valencia.

C91233F7C382400F8267CB8FC8E254CF-web3
La iniciativa de “A tota plana” sí tuvo el respaldo de la prensa provincial, con el veterano periodista, Planas Sanmartí, de Ultima Hora, literalmente implicado y ejerciendo de moderador en la reunión citada. También mi buen amigo y compañero, el añorado Mateu Soler, se volcó en el proceso a través de Diario de Mallorca. Esto sin olvidar el apoyo de Perlas y Cuevas del también añorado Rafel Ferrer Massanet, la revista Porto Cristo que dirigía Rafael Gabaldón, Radio Son Servera, con Magdalena Ordinas a la cabeza, y Televisión Balear a través de Margalida Solivellas. A propósito de Magdalena Ordinas, quiero consignar, por si Tugores no lo hizo, que fue “la voz de la manifestación a Palma” del 31 de octubre de 1987, retransmitiendo fielmente y en directo los aconteceres de toda la jornada.
Según me cuentan presentes en la conferencia, y leo en la prensa, Tugores no citó nada de lo que he escrito hasta ahora, iniciando su alocución a partir de cuando él “se subió al carro” del proceso reivindicativo, pocos días antes de la manifestación, él dirigía 7Setmanari y yo había asumido la dirección de la etapa actual de “Manacor Comarcal”.

Nos reunimos todos los directores de la prensa local y formamos la Plataforma ProHospital, que en poco más de una semana organizó la manifestación que concentró unas diez mil almas en Palma. Algo a lo que sí hizo amplias referencias Toni Tugores. Lo que no he logrado saber es si se acordó de algunos de los grandes implicados con el tema, ya fallecidos, como Ramón Costa, Gabriel Homar, Antoni Gomila…, que no llegaron a ver el Hospital por el que tanto habían luchado.
Bueno, la cuestión es que la gran manifestación, siendo un éxito de participación, no surtió el efecto deseado. Tras promesas y más promesas del Gobierno central presidido por Felipe González, en respuesta a las presiones constantes que recibía, una máquina excavadora realizó algunos surcos en los terrenos en los que debía levantarse el hospital. Un fantasmagórico comienzo de obras que resultó una soberana tomadura de pelo. La excavadora desapareció sin más, hasta que llegó la noticia de que Madrid había descartado el hospital de Manacor, para dárselo a un pueblo de Madrid. Para entonces, la Plataforma Pro Hospital ya no existía. Algo había que hacer. De ahí que un servidor, ahora al frente de “Manacor Comarcal”, volviera a repetir “movida”, convocando de nuevo una serie de reuniones -de las que Tugores tampoco dio cumplida cuenta- con los alcaldes, sindicatos, asociaciones empresariales, de la Tercera Edad, de Padres de Alumnos, de Vecinos, entidades deportivas y culturales, partidos políticos…, que celebrábamos en la sala de reuniones del Club de Premsa, nuestra anterior sede en la calle Joan Lliteras. En la última reunión, estuvo presente, previa invitación, el entonces Secretario General del PSIB PSOE, Joan March, que -todo hay que decirlo- jugó un papel fundamental en el éxito final. Al día siguiente de la reunión, March viajó a Madrid, con un ejemplar de “Manacor Comarcal” bajo el brazo, en el que se explicaba el alcance de la nueva “movida” y el compromiso de todos a organizar una segunda manifestación en Palma. El ejemplar de “Manacor Comarcal” y las explicaciones de Joan March, hicieron recapacitar al Gobierno de Felipe González, que desempolvó el expediente del Hospital Comarcal de Manacor, que, al final, nos fue concedido. Primero vinieron técnicos con la maqueta y después, en diciembre de 1991, comenzaron formalmente las obras de la más importante aspiración de la comarca: el necesario centro hospitalario inaugurado en 1997. Desde entonces, quién sabe cuantas vidas se habrán salvado, cuando antes se perdían durante los traslados de enfermos y accidentados desde los pueblos de nuestra comarca a Son Dureta. Muchos fueron los que murieron durante el trayecto.
Con este artículo, no es mi intención levantar polémica alguna. Solo he querido completar el relato de Antoni Tugores acerca del proceso para la consecución del Hospital Comarcal de Manacor, que el conferenciante parece resumió a su conveniencia.
Me pongo a disposición de todos los interesados en recibir alguna explicación respecto a lo escrito, además de facilitarles las consultas que consideren, en nuestra hemeroteca.

 

EDITORIAL DE “MANACOR COMARCAL” DEL 18 DE FEBRERO DE 2017

Deja una respuesta