Rafel Nadal: “La carta que he escrito, más que por mi, ha sido para defender a mi familia”

0

Gabriel Veny

Es todo un lujo tomar café con el número 1 del tenis mundial. Pues este privilegio tuve el pasado lunes, en la Rafa Nadal Academy by Movistar. Tras saludar a Antonio Arenas, un excelente tipo y director de Comunicación de la Academia que Rafel Nadal decidió construir en su querido Manacor natal, invirtiendo un montón de millones y rechazando sustanciosas ofertas de construirle la Academia en otras ciudades, gratuitamente y, encima, pagarle. Pero él quiso construirla en Manacor, en un alarde de manacorinidad que los políticos de extrema izquierda no entienden, o no quieren entender. Bueno, a lo que iba, nos sentamos en una sala anexa a la cafetería. Me pregunta si quiero un cafe o un cortado. Me inclino por un “ponxet” de cazalla. Le digo a Rafel que hace unos díez años, enseñé disfrutar el “ponxet” de cazalla a su abuelo, el añorado mestre Rafel Nadal, mi maestro y como un segundo padre para mi, al que siento haber fallado tantas veces en las citas para ensayar. Le digo al ganador de 85 torneos ATP, entre ellos 19 Grand Slams, lo contento que me puse cuando, tras la muerte de mestre Rafel Nadal, al ganar su enésimo Masters 1000 de Montecarlo, escribió en la pantalla de la televisión, “Va per tú, padrinet”. Seguro que le salió de su gran corazón. Con Rafel Nadal disfruto de una entretenida charla, mientras, desde la ventana, veo que no para de entrar y salir gente de la Academia. “Ha sido todo un éxito…,”, le digo al ganador del Premio Príncipe de Asturias de 2008. “Sí, estoy contento de la buena acogida que está teniendo la Academia, pero tambien genera muchos gastos. Una de mis satisfacciones es que damos trabajo a unas trescientas personas y que los usuarios están contentos. Sin embargo, hay que entender que estamos en Manacor, no en Nueva York, París, Madrid… o en alguna de las capitales en las que me ofrecieron construir la Academia”.


– Pero tú te empeñaste en levantarla aquí, en la ciudad en la que naciste y en la que sigues viviendo, a pesar de la contrariedad que debe generarte el criterio de la extrema izquierda, tanto del Ajuntament de Manacor como del Govern Balear.
– Pienso redactar y hacer público un escrito puntualizando una serie de declaraciones contrarias a la Academia. No por mí, si no por mi familia, que sufre por lo que algunos cargos públicos comentan. Si es posible, podría mandártela para publicar esta misma semana, si no tienes inconveniente.
– Por supuesto que no tengo inconveniente alguno. Es más, pienso que se hace necesario. Yo sé que con la construcción de la Academia no habéis cometido ilegalidad alguna. Igual que me consta que la Rafa Nadal Academy, como publiqué en Manacor Comarcal, está al corriente del pago de impuestos y tasas municipales, en contra de lo que publicó El Confidencial, citando palabras del alcalde de Manacor que posteriormente el propio batle Miquel Oliver desmintió y también publiqué. Igualmente sé que la construcción de la Academia fue aprobada por la mayoría del Govern Balear, y que, más recientemente, fue aprobada la ampliación del complejo por mayoría en el Govern, con la excepción de Més-Esquerra y Podemos, que votaron en contra y siguen haciendo ruído al respecto, en una falta de respeto al sentir de la mayoría de miembros del Govern, lo que en democracia considero que siempre debería ser respetado.

Rafel Nadal, el manacorí que ha elevado el nombre de Manacor a cotas increibles a nivel mundial, el mejor deportista y tenista español de toda la historia y uno de los mejores del mundo, el que donó 150 mil euros para que el Auditori de Manacor pudiera ser inaugurado, el que aportó un millón de euros a los damnificados de la torrentada de Sant Llorenç, el hombre que tiene un montón de distinciones de medio mundo, sigue sin ser entendido ni aceptado por algunos políticos, que deberían hacérselo mirar.

Carta abierta de Rafel Nadal Parera

Esta es la carta abierta redactada y firmada por Rafel Nadal Parera:

Hola a todos, 
Lo cierto es que querría haber escrito estas líneas hace algunas semanas, pero ha sido un año intenso para mí y he preferido estar centrado en los complicados retos deportivos que he tenido por delante. Pero ahora que la temporada ha terminado y que estoy empezando a preparar la siguiente, me dirijo a vosotros para que podáis conocer algunas cuestiones que para mí son importantes.
 
Siempre he intentado ser honesto y coherente con mi forma de hacer las cosas y he respetado todos los puntos de vista. Pero, como a cualquier persona, me duele recibir ataques injustificados y difamatorios que lo único que pretenden es manchar mi nombre.
 
Por eso, ante la publicación de informaciones hechas con la intención de hacerme daño a mí y a mi familia, en las que incluso se ha cuestionado mi relación con Manacor, me veo obligado a responder para que todos vosotros podáis tener una información completa de ciertas cosas que unos pocos han dicho, comentado o publicado de manera malintencionada. Aquí os las expongo:


 
Se me ha acusado de ser un privilegiado y haber tenido un “trato de favor” por haber podido construir un centro deportivo y educativo en Manacor, de acuerdo con las exigencias de una Ley que aprobó el Parlament Balear en 2012 y que se modificó parcialmente en 2018. Sí, me siento un privilegiado, ya que la mayoría parlamentaria consideró de manera totalmente democrática que este proyecto estratégico para Mallorca tendría mucha más fuerza si se realizaba mientras yo estaba en activo, ya que se multiplicaría la repercusión. Y siempre he estado agradecido por ello. 
 
En la Academia he invertido una parte muy importante de mi patrimonio (cosa que también se ha puesto en duda), y estoy muy feliz de que en ella puedan trabajar más de 300 personas luchando todo el año por hacerla sostenible, algo complicado tratándose de una ciudad pequeña y con más dificultades de conectividad que nuestros grandes competidores internacionales. Hemos llevado a cabo la construcción contratando a empresas de la zona y siempre que es posible priorizamos adquirir productos y materiales de empresas locales. De igual manera, en la Academia becamos a jóvenes promesas de Mallorca, ayudamos a entidades deportivas (y no deportivas) locales y nos esforzamos por expandir a otros países el modelo creado aquí, en Manacor.
 
La Ley que antes mencionaba, fijaba toda una serie de obligaciones con el Ayuntamiento que a continuación enumero: 

– En concepto de aprovechamiento urbanístico y ya abonados o pagados 753.000 euros.
– Zona verde acondicionada ya entregada de 3.126 m2.
– Importe del coste de una zona verde acondicionada, de 2.600 m2 pendiente de conocer su valor por parte del ayuntamiento.
– Aparcamiento público con una superficie de 3.500 m2 a la espera de tener la aprobación del Consell y del Ayuntamiento.
– Costear junto con el Ayuntamiento una rotonda en la carretera para mejorar la circulación. 


 
Aunque alguno esté intentando hacer ver lo contrario, estoy y estaré encantado de cumplir con todas estas obligaciones, porque es mi deber como ciudadano.
Se nos acusó el 12 de noviembre de no pagar el IBI o las tasas de basuras en la Academia, algo completamente falso, ya que los pagos correspondientes al IBI se llevaron a cabo en octubre nada más recibir el documento para hacerlo y el primer pago en concepto de la tasa de basuras en noviembre de 2017. Me pregunto el porqué de estas acusaciones tan malintencionadas cuando es tan sencillo poder comprobar que no son ciertas:
 
– IBI correspondiente al año 2017……………………..100.000 Euros.
– IBI correspondiente al año 2018……………………….98.000 Euros. 
– Tasas de basuras correspondiente al año 2017……….7.000 Euros. 
– Tasas de basuras correspondiente al año 2018……….11.600 Euros. 
 
Aunque a nivel personal, lo que más me ha dolido ha sido que el Alcalde de Manacor me haya acusado de “vivir al margen del municipio”, añadiendo que “la manacorinidad se practica, no se verbaliza”. Sinceramente, tener que leer y escuchar esto me resulta muy ofensivo y doloroso. Quizá haya personas a las que no les gusta la manera con la que he llevado el nombre de Manacor por todo el mundo, pero creo que no cabe ninguna duda de que me he esforzado por hacerlo de la mejor manera posible. 
 
Siempre he estado para lo que Manacor necesitase de mí. Por eso, cuando hace 7 años se me pidió ayuda económica para poder finalizar el proyecto del auditorio, no dude ni un instante en hacer la donación necesaria. Lo hice de manera desinteresada y de corazón.  Como otras ayudas que he hecho por la comarca de manera reciente con situaciones catastróficas y cuyo recuerdo sigue produciendo dolor tanto a la zona afectada como a personas muy cercanas a mí. 
 
Puedo asegurar que el proyecto de la Academia podría haberse llevado a cabo en varios lugares del mundo en los que nos ofrecieron importantes beneficios y muchas facilidades. Pero siempre tuve claro que, aunque me supusiera un elevado coste económico, quería hacerla en mi casa, en Manacor, para que este proyecto fuera positivo para mi comarca y para las Illes Balears.

 De igual manera, quise que el primer Centro de mi Fundación estuviese ubicado en Palma de Mallorca, donde ayudamos a más de 250 niños de los barrios de Nou Llevant y la Soledat, zonas especialmente desfavorecidas y con falta de recursos.
 
Manacor y Porto Cristo lo son todo para mí: aquí vivo, entreno, tengo a mi familia, a mis amigos, y es donde hago mi día a día. Una de mis grandes aficiones es el mar y algunas personas han querido criticarme hasta esto, mediante falsas informaciones en las que han dejado entrever un trato de favor con el amarre de mi embarcación. He llegado a leer y escuchar que hará falta hacer obras en el puerto, lo que es rotundamente falso. Ya sé que no haría ni falta comentar este tipo de cosas, pero prefiero dejar claro que he actuado siempre como un socio más de los 300 que formamos el Club Náutico de Porto Cristo, cumpliendo con todos los procesos legales habituales.
 
Podría extenderme con más situaciones que me he callado durante mucho tiempo, pero no me gusta entrar en determinadas polémicas. Solo quería expresar mi sentimiento de dolor y decepción con determinados temas y deciros lo que pienso, ya que creo que merecéis también tener mi punto de vista ante las cosas que se han publicado o que van diciendo algunas personas.
 
Atentamente,
 Rafel

Gabriel Veny y Rafel Nadal, en su Academia

Deja una respuesta