Iván Sevillano, conseller de Movilidad e Infraestructuras: “En Manacor se añadirá un carril cero a la rotonda de entrada desde Palma para que no haya atascos”

0

Antoni Sureda P.

Si bien en muchas notas biográficas, Iván Sevillano Miquel figura como cántabro, en realidad nació en Vitoria, capital Alavesa y sede del Gobierno Vasco, trasladándose un año después su familia a Cantabria. Estudió Ingeniería Geológica en la Universidad de Salamanca. Inició su trayectoria laboral en Madrid, pero con la crisis de 2008 se vieron frustrados sus planes y emigró a Canadá. De allí, al cabo de unos meses vino a Mallorca, residiendo primero en Palma, pero muy pronto se trasladó a vivir a Manacor. Fue en nuestra ciudad donde le conocí, siempre discreto pero presente en aquellas reuniones asamblearias de Podemos con Magdalena Mayol y otras personas que, debido a las ubicaciones y reubicaciones internas, abandonaron o dejaron en segundo término aquel rompedor y para muchos esperanzador e incipiente escenario político.

– Iván, ¿cómo definirías y ves el cometido de la Ingeniería Geológica en nuestros días?
– Me gusta definirla como una ingeniería relacionada con la obra civil, desde un punto de mira sostenible y medioambiental. Respecto por ejemplo al trabajo con un ingeniero de caminos, éste no tiene suficientes conocimientos de geología, ni nosotros de buena parte de su trabajo técnico, siendo éste uno de los casos en que es más necesaria la mutua colaboración. Escogí esta carrera, porque entendí que era necesario que toda obra civil debía ejecutarse con respeto con el medio ambiente y con el entorno circundante. Es una carrera que contiene muchas asignaturas relacionadas con la ecología.
– ¿Cómo fue eso de recalar finalmente en Manacor?
– Volví un poco harto de las grandes ciudades y del estrés que provoca vivir en Madrid. No conocía la isla y a la primera semana ya decidí quedarme, primero en Palma y luego en Manacor porque me gustó el ambiente.
– Sé de tu acercamiento a Podemos desde el primer momento, y luego en las elecciones de 2015 fuiste conseller electo apoyando un gobierno de izquierdas… ¿Eres ahora uno de los consellers no electos a los que han podido optar los grupos en el Gobierno?
– A ese respecto se ha creado una confusión en los medios de comunicación, porque se da la circunstancia de que ahora también soy conseller electo. Es verdad que solo conseguimos tres escaños y yo era el cuarto de la lista, pero cuando Jesús Jurado, que era el número 2, se fue al Govern a hacerse cargo de la Secretaría Autonómica, me correspondía de pleno derecho el escaño que quedaba libre en el Consell de Mallorca. Luego al negociar las competencias en el Consell Insular, se me ofreció la que tenía más relación temática con mis estudios.
– ¿Cuál es el enunciado completo de tu cargo de responsabilidad?
– Soy el conseller de Mallorca de Movilidad e Infraestructuras.
– ¿Te afecta de alguna manera el que no todas las competencias hayan sido cedidas o transferidas por el Govern Balear al Consell de Mallorca?
– Me afecta en todo lo que concierne al transporte terrestre, por no estar cedidas las competencias tal y como lo están en los Consells de Menorca e Ibiza. Como puedes deducir, vamos a negociar con el Govern Balear el que nos sean transferidas todas las competencias relacionadas con el transporte terrestre, porque según consta en nuestro Estatuto de Autonomía, éstas son competencias que competen al Consell Insular. Es bien comprensible que en buena lógica y habida cuenta que el Consell tiene la competencia a lo que afecta a la red viaria, también la tenga con los medios de transporte que por ella circulan.
– Ya en plena campaña electoral, algunos partidos del bloque que ahora gobernáis en nuestra Comunidad Autónoma, manifestaban su intención de no promover Autopistas ni Autovías durante su mandato… ¿Es esto posible teniendo en cuenta tanto el aumento de población como del parque automobilístico?
– Creemos más necesario optar por mejorar la red secundaria durante años abandonada, que por los macroproyectos proyectados por el Partido Popular. Nuestro principal objetivo se centrará en eliminar los llamados puntos negros y conflictivos de toda la red viaria y establecer carriles bici en donde sea posible. No abordaremos las grandes infraestructuras previstas en el vigente Plan de Carreteras, que tenemos la intención de modificar en esta legislatura. Concretamente para Manacor ya hay tres actuaciones previstas como la de añadir un carril cero a la rotonda de entrada a la ciudad desde Palma, lo cual permitirá que aquellos que no vayan a Manacor no hará falta que entren en dicha rotonda. Es una reforma reclamada en varias ocasiones y que creemos necesario atender con urgencia, ya que no tiene sentido mantener el atasco que allí se forma. En la rotonda solo entrarán quienes entren o salgan de Manacor y quienes se dirijan al polígono industrial. Se aprovechará igualmente la ocasión para embellecer la vía de entrada a la ciudad, añadiendo además un carril bici para facilitar la entrada al citado polígono industrial desde Manacor. También ha entrado en fase de redacción el acondicionamiento de la carretera vieja de Sant Llorenç hasta la rotonda conocida como “de la Vipsa”. El actual dicho tramo tiene curvas de hasta 90 grados y no ofrece condiciones de seguridad. Igualmente tengo prevista una reunión con el Alcalde y con la concejal delegada para tratar el tema de los accesos a Cales de Mallorca y Cala Murada, en relación a las cuales ya hay un proyecto que afecta a las zonas boscosas, cuya afección pretendemos evitar.


– A inicios de esta legislatura fuiste de los primeros en ocupar la portada de los periódicos por el tema de la inspección de vehículos (ITV)… ¿Se ha encauzado el tema como para evitar el retraso de meses para dicha revisión?
– En los últimos meses hay tres cuestiones que han alargado el periodo de espera, como son: El Real Decreto que obliga a más puntos de revisión en los vehículos a la hora de pasar la ITV, el considerable aumento del parque de vehículos, y el efecto llamada de un exceso en las citas previas por parte de los talleres autorizados para ello, por el temor de no poder realizar la revisión en plazo, dándose además la circunstancia de que dichas citas no tenían el coche detrás, sino que era una petición de cita en espera del cliente que la solicitara. Eran las 15.000 citas fantasmas o de “por si acaso” que hemos liberado. Con ello se han reducido a dos semanas aquellos cuatro meses y medio de espera. Igualmente pondremos en funcionamiento una quinta estación de revisión.
– ¿Por qué no se puede delegar esta necesaria revisión a los mecánicos y que ofrezcan garantía e instalaciones adecuadas para efectuarla?
– Nosotros entendemos esta revisión de los vehículos como un servicio público y como tal queremos seguir manteniéndolo. Hay quienes han lanzado esta idea de que se privatice dicho servicio, como es el caso de los partidos liberales y de la derecha, propuesta en la que no estamos de acuerdo.
– ¿De verdad no crees más injusto el que una persona que ha pedido poder realizar la inspección con un mes de anticipación sobre la fecha marcada para ello, y que al darle la cita para tres meses más tarde pueda ser “víctima” de la voracidad recaudatoria del Estado en forma de multa?
– Aunque esta cuestión no entra dentro de nuestra competencia, porque pertenece a Jefatura de Tráfico, creo que ya se ha emitido un comunicado de que en estos casos no se optará directamente por la sanción.
– ¿Se beneficia de alguna forma el Govern Balear o el Consell de Mallorca de lo recaudado en multas cursadas en las Illes Balears?
– Aunque las competencias en carreteras sean todas nuestras, las multas se siguen liquidando en Jefatura de Tráfico. Debo suponer que lo recaudado va directamente al Ministerio. Funciona así no solo en Mallorca, sino en toda España. Pero también hay que aclarar que luego está el convenio de carreteras, sobre el que vamos a proponer su reforma y que se aumente su cuantía.
– Quería preguntarte si lo de los drones para vigilar el tráfico era cosa vuestra, pero veo que no aclararé nada al respecto, pero… ¿qué reformas váis a proponer del convenio de carreteras?
– Pretendemos eliminar todos aquellos macroproyectos que tenía el Partido Popular y que impactan en mayor medida en el medio ambiente. Lo haremos con el objetivo de usar ese dinero para otro tipo de proyectos menos dañinos y asumibles con respecto a su entorno. Al tener la competencia en movilidad, como es lógico también reclamaremos la competencia del transporte en carreteras, que actualmente es competencia del Govern. No tiene sentido tener la competencia en carreteras, sin poder regular lo que se transporta por ellas. Este objetivo fue pactado en los acuerdos de Raxa, y tiene que ser relativamente fácil llegar a un acuerdo.
– ¿Influirá vuestra propuesta en las concesiones del transporte público a punto de ser licitado por el Govern Balear?
– Como muy bien has dicho, este servicio está a punto de ser licitado, y por tanto el asumir las competencias por parte de Consell Insular no afectará a estas concesiones, más allá de vigilar el estricto cumplimiento de las obligaciones contraídas por parte de los concesionarios. Asumiremos los nuevos contratos, pero también tendremos la oportunidad de establecer nuevas líneas, si entendemos que son necesarias para completar el servicio. Pasado el parón del verano, nos pondremos a negociar con el Govern de manera inmediata.


– ¿Tenéis dificultades los de Unides Podem en Balears, para gobernar con Francina Armengol y Catalina Cladera?
– De momento y en este sentido mi experiencia es positiva. No coincidimos siempre en todo, pero eso que ocurre respecto al Gobierno del Estado en que dos partidos de izquierdas y progresistas tengan tantas dificultades para llegar a un acuerdo, no lo entiendo. El gobierno del Sr. Sánchez está muy lejos de la mayoría absoluta y a mi entender no le queda más remedio que el de negociar. Su actitud es similar con la que se hubiera encontrado la Presidenta Francina Armengol en el supuesto caso de haber exigido apoyo para su investidura sin un pacto de gobierno con MES y Unides Podem. Se acabó el bipartidismo, se acabaron los gobiernos monocolores y eso deben asumirlo los partidos acostumbrados a gobernar en solitario; tienen que aceptar que esto se acabó. De los veintiocho actuales gobiernos en Europa, veinte de ellos son gobiernos de coalición. Es algo normal y no entiendo el porqué al Partido Socialista de Pedro Sánchez está empecinado en evitarlo.

Deja una respuesta