Imágenes inéditas de la Semana Santa de Manacor

0

De nuevo y al igual que ocurriera el Domingo de Ramos, una ligera lluvia inoportuna y acompañada de un viento que en nada invitaba a participar de un desfile procesional, fue puntual con la hora programada para la salida de la procesión del Viernes Santo o del “Sant Enterrament”.
La lluvia y el viento no aconsejaban dar la salida a la procesión, y así, aunque con tristeza lo entendieron todos los presentes, pese a que es de sobras conocido que las doce Cofradías de Semana Santa de la ciudad echan como quien dice el resto en la procesión del Viernes Santo, no en balde la del “Sant Enterrament” en la que el venerado Santo Cristo de Manacor es llevado a hombros por un itinerario con salida y regreso a la Iglesia de Nostra Senyora dels Dolors, no quedó por no ser posible la procesión, tampoco quedó suspendido el acto religioso. Este se desarrolló con sentimiento y saber hacer en el interior del templo, tal y como mostramos en algunas de las instantáneas que publicamos.
Fue el del Viernes Santo 2018, diferente a tal y como estaba programado, pero quizás incluso puede que más emotivo y sentido, del que normalmente se celebra todos los años en condiciones normales.
Un ritual que se sigue manteniendo es el de la visita a la “Casa Santa”, a la que se apuntaron los más devotos, tanto en la parroquia de la Verge del Carme de Porto Cristo, como en la de la Verge dels Dolors de Manacor.

Los actos propios de la Santa Cena del Jueves Santo, con lavado de pies a los apóstoles y la posterior Procesión de la “Sang”, se desarrollaron con total normalidad

El jueves, todos aquellos fieles que así lo desearon, pudieron participar de los actos litúrgicos conmemorando la Santa Cena, con el ritual de lavado de pies a los apóstoles y posterior desfile procesional.
La “Processó de la Sang” nos permitió contemplar el desfile de algunos pasos, incluyendo el siempre muy esperado y aplaudido “Pas vivent” que no pudimos ver el Domingo de Ramos en la procesión de Crist Rei.

La Vigilia Pascual y la procesión de “l’Encontre”, pusieron el broche final a una Semana Santa a la que, si no siempre acompañó el tiempo, sí lo hicieron los fieles

Con la Vigilia Pascual, para cuya celebración se escogió el magnífico escenario de la “Església i el Claustre de Sant Vicenç Ferrer” y la procesión de “l’Encontre”, del Cristo resucitado y la Virgen, de la que…

TODA LA INFORMACIÓN, ASÍ COMO MÁS IMÁGENES INÉDITAS, EN LA EDICIÓN IMPRESA DE “MANACOR COMARCAL”.

Deja una respuesta