Este domingo, el Manacor de Tercera juega en Formentera, con objetivos diferentes

0

M. Pont

C.D. Manacor, 1 – C.D. Murense, 1

Manacor: Toni Fons, Pedro, Óscar, Chamba, Busco, Xavi Bordoy, Lluís Díaz (Barbón), Jordi, Joan Roig, Javi López y Xesc Navalón.
Murense: Tamarit, Paul (Peke), Andreu, Fornari, Picó, Biel, Juanfran, Pere, Morlà (Xesc) y Moranta (Palou).
Árbitro: Sarmiento Ballester. Desastroso para el Manacor. Toleró la dureza del Murense, y castigó, injustamente, a los locales. Se cebó con los rojiblancos Chamba, Lluís Díaz, Busco, y Xesc Navalón. Y al Murense, que pegaba a todo lo que se movía, les benefició con solo tres tarjetas, a Morlà, Biel y Paul. También amonestó al entrenador manacorí Pep Sansó. Pero no fue todo; en tres minutos (68-71) dejó al Manacor, que había aguantado hasta ese momento las duras entradas y marrullerías del Murense, con dos jugadores menos. A Pedro Sánchez, con roja directa, por caer en provocación. Y a Jordi Ramis, por una falta que Sarmiento pitó a favor de los visitantes y no lo era, que Jordi protestó, “y a la calle”. Con arbitrajes tan parciales como éste, creo que nos convendrá apuntarnos al fútbol de peñas.
Goles: 1-0 min. 45, Pedro. 1-1 min. 69, Picó.
Incidencias: Se guardó un minuto de silencio por la muerte del exdirectivo del Manacor, y fundador de la U.D. Barracar, Toni Sureda “Perdut”.
Comentario: Empate estéril para ambos conjuntos. El Murense, prácticamente descendido, vino a Manacor a no perder. Cedió el dominio a los locales, y se dedicó a emplearse, con excesiva dureza, a fondo para evitar la derrota.
En la primera mitad, Morlà y Moranta vieron la cartulina amarilla. Sarmiento podía y de hecho debía haber sancionado a dos o tres jugadores más, sobretodo defensas, los dos amonestados eran los puntas del Murense. El Manacor, inmaculado. Corría el tiempo y no llegaba el gol. El Murense, bien pertrechado atrás, salía con algún contraataque, aunque sin revestir peligro para Toni Fons. El Manacor tampoco tenía un buen día, y no fue hasta el momento final del primer tiempo, cuando, Pedro Sánchez, que había subido para rematar un corner, adelantaba a los rojiblancos.
El segundo período comenzaba de igual forma. Basilio Moragues efectuó dos cambios, reemplazando a los dos amonestados, en busca del gol del empate. Pero éste no llegaba, y el Manacor se encontraba cómodo, sin agobios, y con el partido controlado, hasta que, Sarmiento Ballester debió pensar, “hoy voy a ser protagonista”, y vaya si lo fue, en tres minutos propició el empate del Murense, y “como éramos pocos, parió el árbitro”. Tras el gol, y con nueve sobre el terreno de juego, al Manacor no le quedó otra que defender el punto. Aún así tuvo oportunidades para ganar el partido, que se hubiera ganado en igualdad de condiciones.

Próxima jornada

Este domingo, a las 12’30 horas, el Manacor actuará en el feudo del Formentera. Diferentes objetivos para las dos escuadras. El Formentera lucha por plaza de ascenso, y el Manacor para evitar el descenso. Son noventa minutos, y se han de jugar. Si a las bajas por lesión le sumamos las expulsiones, espero que Pep Sansó tenga plantilla suficiente para encarar este partido. De ahí lo de éramos pocos…

Deja una respuesta