Detenido el propietario de un restaurante indio y colombiano de Cala Bona, por esclavizar a base de horas y horas a sus trabajadores

0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Mallorca a dos personas como presuntas autoras de varios delitos contra los derechos de los trabajadores. Los arrestados sometían a sus empleados a maratonianas jornadas de más de 12 horas y les negaban la posibilidad de librar ningún día. Durante los últimos años más de 200 personas han sido contratadas por los arrestados para trabajar en los restaurantes de comida india y colombiana que regentan.

El mes pasado, a raíz de la denuncia de uno de los trabajadores, se inició una investigación sobre varios restaurantes de comida india y colombiana, en los que presuntamente se explotaba laboralmente a los empleados. Las pesquisas permitieron comprobar que en los últimos años habían pasado por los restaurantes de los investigados más de 200 trabajadores, y que en la actualidad explotaban siete negocios.

También se averiguó que los trabajadores y víctimas eran obligados a realizar jornadas laborales de más de 12 horas durante todos los días de la semana, en ocasiones sin contrato laboral o con contratos por menos horas de las realmente realizadas y pagando salarios muy bajos

Continuando con las indagaciones, se supo que algunos empleados no dispusieron de ningún día libre durante varios años, que  no cobraban pagas extra, ni cobraban liquidación al finalizar su relación laboral.

Incumplían el convenio de hostelería bajo amenazas de despido

El propietario de los negocios no aplicaba ni respetaba el convenio de hostelería bajo la amenaza de despedir a los empleados. Estas prácticas le han permitido obtener importantes beneficios con sus negocios hosteleros y ampliar el negocio abriendo nuevos locales. Actualmente dispone de un restaurante en Playa de Palma, tres en la zona de Joan Miro, dos en Palmanova y otro en la zona de Cala Bona (Son Servera).

Los trabajadores, de todas las nacionalidades, aceptaban las condiciones laborales, llevados por sus precarias situaciones económicas, por las necesidades de contratación para la renovación del permiso de residencia o por miedo a perder su única fuente de ingresos.

Los trabajadores hindúes sufrían las peores condiciones

Los empresarios dispensaban un trato especialmente discriminatorio hacia los trabajadores de origen hindú. Estos asumían unas condiciones laborales peores a las del resto de asalariados, padeciendo jornadas laborales más extensas, sin ningún día libre al año ni vacaciones y percibiendo un salario inferior al resto.

El pasado miércoles la Policía Nacional desarrolló simultáneamente inspecciones laborales en los restaurantes denunciados, donde algunos trabajadores ratificaron que no se cumplían las condiciones del convenio colectivo, procediéndose a la detención del titular de los negocios resultando ser un hombre español nacido en la India de 50 años y al encargado también de origen hindú de 41 años de edad.

Deja una respuesta