EL ARTE DE SER FELIZ, por Gemma Soler: ENAMÓRATE DE TI

0

INTRODUCCIÓN SECCIÓN

Aprovechando que la conocida y experta coach catalana, Gemma Soler Raspall, se ha afincado recientemente en Mallorca con el propósito de expandir la Escuela del SER en Manacor, este verano contamos con una sección titulada EL ARTE DE SER FELIZ en la cual, ella misma nos explicará en que consiste realmente el crecimiento interior y lo que ella llama el fomento de la “cultura espiritual”, es decir, el conocimiento, riguroso y necesario, para caminar con serenidad hacia tu interior. Como estudiante de Teosofía, ella se inspira de forma complementaria en tres grandes disciplinas: ciencia, filosofía y espiritualidad.
A partir de este noviembre y hasta junio de 2020, Espai OM, ubicado en Manacor, acogerá la Escuela del SER, el aula que dirige e imparte Gemma Soler Raspall, y que fomenta el autoconocimiento de sus participantes a través de la reflexión y de prácticas para la gestión mental y emocional. Si te parece interesante, puedes ver su propuesta temática, duración o condiciones en el siguiente enlace: https://www.gemmasolerraspall.com/escuela-del-ser.

PRIMER ARTÍCULO: “ENAMÓRATE DE TI”

Ha llegado el verano y el aire tiene aroma de euforia y de amor. Es una época dulce donde es propio estar más alegres y despiertos a todo cuanto nos rodea: el calor, la excitación de las hormonas, la vitalidad que se respira en las playas, los atardeceres anaranjados que parecen no tener fin. Estamos más sensibles, abiertos y conectados a la vida, después del largo y frío invierno se aparece como un resurgir florido que nos altera nuestro estado anímico. Es un excelente punto de partida para enamorarse, pero ¿qué tal si empezamos por hacerlo con nosotros mismos? ¿Y si empezamos por fomentar nuestra auto estima como una forma de vida?
Hay un dicho que dice: “La persona más influyente con la que hablarás a lo largo del día eres tú mismo. Ten cuidado entonces acerca de lo que te dices”. Así, nuestro diálogo interior es absolutamente fundamental para tener una saludable auto estima.
Ser auténtico/a, tener seguridad con uno/a mismo/a, sentirse bien o incluso ser feliz tiene como base una fuerte auto estima. Cuando la vida se vive con auto estima todo es diferente: las cosas cambian de color, sabor y signo, ya que nos conectamos con nosotros y con el mundo, nos da una perspectiva más amplia, integral, consciente y productiva. Tener auto estima como una forma de vida, en lugar de como una actitud pasajera, nos orienta hacia el bienestar, el equilibrio, la salud y el respeto por mis particularidades y la de los demás.
La auto estima está directamente relacionada con la auto imagen: como me veo, cómo influye el entorno en mí, de qué manera me visto, la forma de moverme, la intensidad de mi mirada, etc. Nuestra imagen es el resultado de cómo nos sentimos y qué pensamos, una revelación inequívoca de nuestro grado de amor hacia nosotros mismos.
Un buen consejo: regálate flores, escríbete poemas de amor, cómprate bombones o incluso, un anillo de diamantes y comprométete contigo mismo/a. No olvides que enamorarse es el primer paso para amar y el amor por uno/a mismo/a merece la pena que sea eterno.
Pasos para trabajar tu diálogo interior:
La rumiación se produce cuando nuestra mente divaga y va por libre. Se trata de un molesto círculo vicioso que aparece cuando ponemos nuestro foco de atención en un elemento, real o imaginario, en el que nos quedamos “enganchados”, produciendo así malestar y/o estrés. De esta manera, un mal diálogo interno puede robarte mucho tiempo y energía e incluso debilitar tu auto estima.
Deja de ser prisionero de tus pensamientos y empieza a poner en prácticas técnicas de mentales que te ayuden a poner consciencia y así aprender a gestionar tu mente. Uno de los primeros ejercicios que proponemos los coach es trabajar tu diálogo interior.
1.- Registro. Pon consciencia en cuanto tiempo al día pierdes con diálogos internos negativos. Incluso puedes llevar contigo una libreta y anotar el momento del día y la cantidad de tiempo que destinas. Al final de la semana podrás sumar todo ese tiempo y darte cuenta tanto de la cantidad de tiempo perdido que te supone, como de os momentos del día más propicios a ello.
2.- Consciencia. El siguiente paso consistirá en darte cuenta del contenido del diálogo interior, es decir, de cuáles son los pensamientos dominantes y cómo te hacen sentir.
3.- Cuestionarse y replantearse. Plantéate la realidad de esos pensamientos y de cómo te sentirías si fueran de otra forma. Es mejor que lo hagas por escrito ya que te haces mucho más responsable de tus pensamientos, elecciones y decisiones.
4.- Memoriza. Concéntrate en tu respiración e intenta relajar la mente. Cuando hayas podido recuperar un estado más óptimo de tranquilidad, lee atentamente los nuevos pensamientos que has anotado, repítelos (mejor si es en voz alta) y memorízalos.
5.- Reprograma. La próxima vez que tomes consciencia del antiguo diálogo interior negativo, deberás recordar los nuevos, y substituirlos. En la medida que vayas repitiendo esta acción, el hábito mental se irá substituyendo.
6.- Medidas preventivas. Cada mañana, nada más despertar, visualiza o incluso escribe los pensamientos que quietes recordar. También es aconsejable dedicar cada día unos minutos a parar toda actividad y relajar la mente. Puedes utilizar alguna meditación guiada, o simplemente poniendo toda tu atención al escuchar una canción que te ayude a relajar.

Deja una respuesta